Construyendo colectivamente o no y pasión 2.0

Esta semana me he descubierto hablando apasionadamente de mi experiencia 2.0. (Dospuntocero por llamarlo de alguna manera porque en el último tiempo leo la etiqueta refiriéndose a dinámicas horizontales independientemente que se den en internet o no. Antes ya ocurrió con “actividades participativas”, “metodología feminista”, “inclusividad”,…)

Déjenme escribir como un recién llegado. Siempre trasteador pero un blogeador novato con apenas medio centenar de posts. Sorprendido por la calidad y cantidad de experiencias de encuentro en esta “redderedes”. Algo de esto ya lo confesaba con fervor hace unos días en este mismo lugar.

Taller trabajo en red en Oviedo by gallas

Taller trabajo en red en Oviedo by gallas

Ya me pareció estremecedor el post número 100 de Amalio. Un ejercicio precioso y didáctico de texto rico y matizado gracias a la participación de tanta gente precisamente sobre la reflexión colectiva. Muy recomendable!!.

Lo que está ocurriendo con la llamada de ayuda de Genis Roca para reflexionar sobre la administración 2.0 me levanta de la silla y me obliga a aplaudir con las orejas.

Además en esta ocasión las fuentes son más y complementarias: la discusión en su blog, trabajos en paralelo en otros blogs amigos y un grupo de discusión en facebook. Por supuesto todo amplificado por sus fieles seguidores a través de nuestras cuentas de twitter.

Y como cuando utilizábamos aquel método ¿Delphi? o cualquiera de sus hermanastras, coge toda la información, la ordena, le da forma y nos la vuelve a proponer para que podamos matizar y seguir trabajando. Además reconociendo a cada persona que ha escrito su pequeña aportación (chapeau)

Un amigo y en un ejercicio de sistematización interesante decía algo así como que nuestro trabajo debía de enfocarse en “escribir algo que recoja la realidad pero que huya de las generalidades y la descripción para descubrir lo significativo. Lo nuevo que aprendemos” Su frase era mejor ;D . Lo que hemos aprendido en la dinamización más “física”, “en directo” nos tiene que servir para movernos en esta nueva realidad. Os daba un par de ejemplos, los más cercanos en el tiempo, de una buena factura. Otro buen amigo habla de la suerte que hemos tenido siendo una generación que conoce el mundo de lo analógico y lo digital.

Sabemos que estas herramientas son martillos con los que podemos clavar clavos para construir muebles funcionales y preciosos. También hemos oído que con uno de estos podemos abrir cabezas.

Y es que claro, no todo es oro lo que reluce. Otras convocatorias, bien fundamentadas e incluso brillantes, se quedarán en agua de borrajas. Y es que no solo hacen falta buenas ideas. Estos ejercicios de construcción colectiva solo se pueden dar si somos capaces de convocar a una red suficiente. Y no es sencillo. Nos vamos haciendo con un pequeño grupo de personas al que seguimos porque no somos capaces de seguir a más, tenemos que hacer esa dieta de la información de la que nos hablaban hace unas semanas. La blogosfera es inabarcable. Leía hace unas semanas en microsiervos sobre cuanto papel necesitaríamos para imprimir toda la internet.

Otras veces convocas a las personas pero cuesta que participen seguramente porque llegaste a ellas con otras motivaciones pero la herramienta y el espacio no les invita a decir nada.

De vez en cuando alguien se cuela en el ranking y atendemos a sus ideas porque algo vimos en alguna frase. Se me ocurre que de vez en cuando podíamos hacer una lectura desordenada e intuitiva de blogs que no están en mi carpeta de favoritos. Un viaje a “lo loco” y además con ciertas reglas. Por ejemplo, dejaremos un comentario en aquellos que nos hayan retenido un momento por su interés y tengan su cuenta a cero.

Seguiremos haciéndonos un hueco, je. Algún día os pediré que me ayudéis sobre algún tema. Me lo currare, provocaré con un texto rico y con preguntas y os pediré que juguemos juntos. Para mí es un placer. Gracias.

5 Respuestas a “Construyendo colectivamente o no y pasión 2.0

  1. Hola Asier:

    Pues a mí también me has contagiado tu pasión por la rederedes. Siento que miro por una mmirilla hacia un mundo muy amplio y algo confuso, pero como yo en seguida me dejo tentar por el atractivo de las nuevas posibilidades, ya ando pensando en abrir un blog, escribir y volcar mis reflexiones, experiencias, pasiones…Bueno, poco a poco porque lo que me falta son “martillos” o al menos saber qué teclas hay que tocar a nivel técnico, pero todo se andará.

    • asiergallastegi

      Bueno… te leo y me gusta. También tengo la sensación de, ¿como lo diría yo?, ser el camello de tu primera dosis, je. Bueno tu eres una persona mucho más centrada y no tendrás problemasd e adicción. ;D Ya sabes que tengo una pequeña caja de herramientas para compartir contigo. Un abrazo y un placer

  2. Asier, ante todo gracias por hacer mención a mi post, y el amable adjetivo que le has dedicado.
    A mi tambien me sorprende bastante el amplio menu de herramientas que empezamos a tener disponibles para tejer en red los ejercicios de reflexion colectiva. El “Call for teets” de Genis me ha gustado mucho, porque añade un recurso que precisamente va en la linea de la “dieta de informacion” que comentabas, pues Twitter es ideal para intercambiar ideas-fuerza. Pues nada, seguiremos vigilando esto, porque abre enormes posibilidades para los que creemos en el modo dospuntocerista de re-crear las cosas. Un gusto…

    • asiergallastegi

      Un honor tenerte por esta casa. Tu post número 100 me encantó. Me costo encontrar un momento de calidad para dedicarle su tiempo pero al final lo conseguí. Hablamos mucho de ego en nuestros posts y bromas-twitter. Es un placer poder hablar de esta necesidad y ponerla encima de la mesa. Desde estas demandas nos ponemos en relación y construimos juntos. No hay falsos heroes todopoderosos al rescate del débil. Twitter para mi es un descubrimiento reciente. Lo utilizaba para mandar ideas desde mi movil. Hoy le encuentro una actividad de nuevo inabarcable pero, quizás si en la linea de la que hablas, más sintetica.
      Un placer Amalio, un placer

  3. Pingback: El semanal de anotaciones (otoño 2009, 1er domingo) – los sueños de la razón