Liderazgo. Ideas 1

Traslado al blog un pequeño articulo que acabo de parir. Lo hago en tres partes aprendiendo de amigos y bloggers que me recomiendan suavizar la intensidad (esto todavía no lo he conseguido) y extensión de mis posts. También os cuento que es un ejercicio muy humilde. Hay mucho escrito sobre el tema y yo sigo aprendiendo sin parar. Cuatro ideas para contribuir a pensar. Besos

Reflexionar sobre el liderazgo siempre es un ejercicio atractivo. Si el debate sobre la especie humana ya es interesante, la que apunta al complejo baile entre las personas, las expectativas, el reparto de tareas, la motivación, coordinaciones, equipos,… ocupa mucho papel, espacio en blogs, libros y muchísimas conversaciones y energía.

Leo en el libro de Robert Dilts sobre liderazgo creativo una frase que define de forma magistral lo que yo entiendo por esta actitud o tarea y su objetivo último “crear un mundo al que las personas deseen pertenecer”.

Kaiolak by gallas

La sentencia se las trae y daría para mucho debate. Sin caer en caricaturas que no funcionan, habla de estar atentos a las necesidades de las personas. De buscar crear espacios agradables, de encuentro. Y también habla de equilibrio con los objetivos de la organización, de respuesta satisfactoria a las demandas de los clientes, usuarios/as, impactos en positivo en las comunidades, barrios,…

Dibuja al líder como un cuidador, alguien atento a que las condiciones sean optimas para sacar los mejor de cada persona.

Podemos equivocarnos y pensar que en una organización las actitudes y habilidades sobre las que vamos a reflexionar pertenecen exclusivamente a quien ostenta el rol formal; la coordinación, gerencia, asociados, jefatura,…

El reparto de funciones deberá de ser claro en tareas y responsables, es obvio. Me refiero a que las actitudes necesarias para crear ese clima positivo están en manos de todas las personas de la organización o esto no funciona. Quiero decir, todas las personas tenemos en nuestras manos ser líderes y contribuir con nuestra aportación a esta aventura común.

25 Respuestas a “Liderazgo. Ideas 1

  1. Gracias Asier por esta aportación. Me gusta la definición que nos has dejado. Aún así [no se que te parece] eso de vincular el liderazgo a “estar atento a las necesidades de las personas”, aunque lógicamente lo comparto, cada vez pienso más que lo que necesitan las personas en estos contextos es un sentido a lo que hacen. Quizás ahí está una clave del liderazgo…en dar un sentido a lo que hacemos, un sentido que trascienda al puro hecho de hacerlo…

    • Absolutamente de acuerdo.
      Te adelantaba en twitter que tengo un par de capitulos más ;D En el ultimo recojo ideas del libro “las organizaciones que aprenden” y dentro de las actitudes aparece en primer lugar la de visionario. Creo que recoge tu intuición.
      Además el matiz que doy a esta definición cuando la abro a clientes y comunidad creo que recoge parte de lo que comentas.
      En uno de estos juegos de constelaciones que tanto nos gustan (modo ironico y reflexivo)me encontre que una configuración variaba al completo y recobraba horizonte cuando aparecieron los clientes y todos orientaron su mirada hacia estos.
      Creo que de vez en cuando hay que recordar cual es el sentido y ese es el cliente final.
      ¿Como lo ves?
      Mil gracias por ayudarme a repensar estas lineas.
      Un abrazo enorme

  2. Hola Asier,

    A mí también me ha llamado la atención, al igual que a Cumclavis, la misma frase. Llevado al extremo -como sucede en muchas organizaciones- ese sacar se convierte en exprimir y ese exprimir en eliminar, en primera instancia, el contacto familiar.

    El buen líder debe ser elástico y asertivo. Debe facilitar el crecimiento de su equipo -ya sea familiar o profesional- y ser transparente.

    Yo suelo utilizar un ejemplo muy visual. Proyecto, con animación, dos imágenes basada en una tradición cultural nuestra: la del mundo casteller. Se construyen castillos únicamente con personas. Te facilito el enlace a la wiki por si quieres ampliar: http://en.wikipedia.org/wiki/Castell

    Hay dos alternativas: la 1ª cuando un castell hace llenya, es decir, cae

    la 2ª cuando el castillo se levanta exitosamente

    Esto es lo que debe hacer el buen líder: conseguir que su castillo se levante.

    Saludos,
    Agustí Brañas

    • Agustí que bueno tenerte por aquí. La idea del Castell me parece muy sugerente e impresionante. Me sirve a demás para profundizar en la reflexión. Desconozco cual es el reparto de tareas en esta construcción humana tan alucinante. Me imagino que habrá un líder formal con muchos años en la faena y con un carisma muy ligado a los objetivos y también seguro a ideas y sensaciones más populares y/o culturales.
      Obviamente hay un objetivo claro y es levantar la torre hasta el ultimo de sus representantes. Es absurdo mirar hacia otro lado. Es una competición frente a otras agrupaciones y también contra la gravedad y las propias limitaciones.
      A mi me impresiona aun más todo lo que se mueve en ese espacio, familias, integrantes, publico, comunidad en general, para aupar emocionalmente a las criaturas que suben hasta lo más alto. A eso me estoy refiriendo cuando transcribo esa definición de ese libro de PNL.
      ¿Existe algún estudio sobre los lugares dónde acabaron trabajando y en que puestos estos chavales y chavalas?
      Recuerdo al joven Jodorowsky que junto a otros compañeros de batalla cruzaba de una parte de una ciudad a la otra en linea recta. Eso imprime carácter. ;D
      Un abrazo enorme

  3. Buenas Asier.

    Buena reflexión y buen libro.

    Yo añadiría más el líder debe hacer llegara a su equipo a unas metas que por ellos mismo no llegarían.

    Aporta una unidad y coexión y dirige. Cierto es que debe de tutelar y mirar las necesidades de los miembros de su equipo, pero sin olvidar que existe un bien comun, el bien del grupo, por encima de todo.

    Debe de aunar ambas facetas, neceidades individuales y nedesidades del colectivo.

    Buena entrada.

    Un saludo

    • asiergallastegi

      Bienvenido a este lugar Jose Luis
      Totalmente de acuerdo.

      El liderazgo formal suele ir acompañado de las funciones más ligadas a la supervivencia de la entidad-organización. Estas personas viven como ninguna la tensión entre necesidades personales y de la organización.
      Hace unos años en una entidad de intervención social dónde trabaje muchos años, nos juntamos la persona que ejercía el papel de enlace sindical y yo que ejercía como gerente. Nos sentamos y él me dijo algo así como “estoy aquí para conseguir las mejores condiciones laborales para nuestras gente”. Creo que yo respondí algo así como ” yo para pensar en que necesita la entidad para seguir sobreviviendo”.

      Además hablas de cohesión grupal y hacer que el todo sea más que la suma de las partes. Sistémico puro. Hay que tener objetivos muy perfilados, malas artes y un clima realmente enrarecido para que eso no ocurra. De todas formas efectivamente ese es un objetivo de los lideres, de todas y cada una de las personas de la organización.
      Un abrazo

      • Lo que si hay que tener siempre en cuenta son las expectativas y necesidades de los miembros del grupo, ya que de su motivación dependerá que saquen cada uno lo mejor de si y el exito conjunto.

        Un saludo

      • Jose Luis. Si. Ya casi no es estrategia si no actitud. Me explico. Las personas que quieran llevar a su entidad al máximo de su potencial se tienen que mover con algunas certezas: Solos no pueden y la mayor inversión en su proyecto es el cuidado y escucha a las personas.

  4. Aupa Asier,

    he visto tu entrada en Facebook y me ha intrigado esta nueva faceta tuya (siempre sorprendiendo🙂.

    El tema del liderazgo, como bien dices, da para muchas líneas de blog. Me ha gustado mucho el post y la verdad es que ha hecho renacer en mi ideas abandonadas sobre el tema. El día a día es complicado y como siempre, la teoría es más sencilla que la práctica, aunque muchos practican cada día en base a estas definiciones.

    Muy acertados los comentarios: cada uno en su roll es un líder. Yo añadiría que además, tiene que tener claro sus propios objetivos, desearlos y conseguirlos.

    La figura del líder (cuando hablamos de un coordinador, gerente, etc), sería la de estar de continuo alimentando de estos objetivos a su gente, que obviamente tendrán que estar alineados con el objetivo general del grupo.

    Si el líder consigue alinear los objetivos personales con los del grupo… la cosa promete. Aquí entraría la definición de estar atento a las necesidades de las personas. Por ejemplo, tener a alguien de tu equipo deseoso de aportar creatividad, sentado en una esquina picando textos… no sería un buen ejemplo.

    Sigue así. Me gustan tus pensamientos.🙂

    Un abrazo.

    • Genial verte por aquí. Quizás en nuestro próximo café (te debo unas pelis) podemos intercambiar ideas sobre nuestras experiencias. ¿Que te parece?

      Alimentar con objetivo en linea con los de la organización escuchando el potencial de las personas.

      Claro!! Y también es más difícil de lo que dicen los libros. Sobre esto me sale una reflexión. Por un lado yo creo que hay gente más orientada a tarea y otra más a lo relacional. Si estas en un lado tendrás que aprender del otro, sin duda. A veces ocurre que la tarea tiene una dimensión que te saca de tu rol más cercano y relacional y ese suele ser un buen comienzo para conflictos y monstruos debajo de la cama.

      UN abrazo

  5. Soy muy reacio al concepto de “lider”. Para mí es una manera de añadir épica a un trabajo de coordinación; una manera de dejar de hablar de jefes, que queda mal en estos tiempos de lenguaje políticamente bobo, entre épico y chorra.

    Ya ha escrito algunas cosas sobre el tema en mi blog, pero reitero a la luz de tu post. Me parece bien la definición que aportas y, si existen los líderes, deberían ser así; pero el problema es que el concepto implica que hay alguien que acumula recursos, facilidades, motivadores y que ese ser maravilloso los distribuye de manera que sus acólitos hagan lo que tienen hacer según los criterios, claro, del líder.

    No digo que las cosas no sean así, son así en una estructura de jerarquías; pero desde el momento en que esas jerarquías parten de decisiones de los propios “jerarcas”, no hay liderazgo que las aguante. Un líder es un facilitador natural, que surge del propio grupo; un jefe es un cargo nombrado que surge de la jerarquía ajena al grupo. Aceptémoslo y optimicémoslo, pero antes hay que reconocer que eso es así y llamemos a las cosas por su nombre, sin épicas frustrantes.

    ¿Hay líderes que son jefes? Sí, absolutamente escasos y, sí, entonces épicos. No hagamos de esas figuras legendarias la norma, porque la mayoría de los mendas que tienen un grupo bajo su responsabilidad son gente común que mejor harían en, simplemente, plantearse el tema como un trabajo más, con sus métodos y técnicas,claro, pero prosáicos, que un día eres jefe y otro un tipo más.

    Ya me disculparas la nota discrepante😉 . Un abrazo.

    • No me parece en absoluto discrepante. Me provoca y me lleva a sitios muy interesantes.

      Todos tenemos un sesgo y el mio es haber trabajado en el mundo de lo social. Gente con mucha profesionalidad, una atención muy personalizada y de acuerdo a objetivos y ritmos, en continua escucha de la realidad,… y con una sensación continua de vulnerabilidad.

      Épico me parece un adjetivo interesante para profundizar. Creo que en algunos contextos y asumiendo el velo de carisma y pseudoestupidez que conlleva hay algo de ese servicio que tiene algunos matices de heroicidad. Haberlos haylos…

      Lo comparto en la segunda parte del post. Cuando hablamos en la calle hablamos de lideres e incluso ciertas propuestas de coaching y management apuntan a las personas con responsabilidad de manera prioritaria. Me parece que hay reparto de tareas que pueden ser funcionales y esta bien dar espacio y herramienta a la estructura. Además no podemos dar la espalda a una realidad que grita y es la del poder de cada una de las personas que conformamos las organizaciones y nuestra capacidad de trabajar en nuestros círculos de influencia.

      Eso se puede incentivar desde los jefes pero sobre todo se tiene que respetar.

      Un post sencillo que cobra vida y profundidad gracias a vuestras aportaciones.
      Se merecerá un post de cierre y resumen.
      Un abrazo enorme

  6. Hola, Asier. Tiendo a ponerme al lado de mkl.
    Una imagen alternativa a la de cuidador es la de jardinero, pero ambas están detrás de la idea-fuerza de liderazgo que entiende al líder como generador de líderes.
    Creo que con demasiada frecuencia confundimos ese liderazgo extendido con la capacidad de iniciativa a nivel individual… y de autogestión a nivel de equipos.
    Para complementar a mkl, a mí el liderazgo que me interesa en la empresa es el que hace que una persona encabece y lleve a buen término una transformación radical de la organización, un cambio en una cultura organizativa que impedía que la empresa evolucionara y fuera languideciendo o sobreviviendo sin demasiadas expectativas durante años y a pesar de lustrosos planes de acción y variadas orientaciones estratégicas. Quienes son capaces de algo así están atentos a las necesidades de las personas, sí, pero sobre todo son capaces de que esas personas relativicen sus necesidades.
    De nuevo con mkl: suele darse cuando líder y jefe coinciden y en muchos de los casos eso le otorga una dimensión épica (a mí también me ha gustado esta idea).
    A la pregunta “¿hay líderes que son jefes?”, la respuesta es “escasos”. El problema es que a la pregunta “¿hay jefes que son líderes?” la respuesta es “igualmente escasos”.
    Por eso coincido con mkl (o eso creo) en que protagonizar esas transformaciones requiere mucho “talento” de líder… y el talento no abunda.
    Así que conviene no traducirlo a norma deseable, creo yo. O al menos, a marcar diferencias.

    • asiergallastegi

      Hermano de Theme ;D

      Tres ideas que me sugiere tu comentario:

      La idea de jardinero me gusta mucho. Bueno, es que me gustan infinito las plantas, y como he comentado en alguna ocasión uno de mis termómetros preferidos es mirar a mi balcón. Podar, abonar, mezclar semillas, estar atento a las temporadas,… Hay algo que se pierde en la medida que la interacción entre plantas y hombres todavía es limitada. (Off topic o así. Siempre puedes fumártelas o comértelas y entonces si parece que haya más implicación ;D)

      “Sobre todo son capaces de que esas personas relativicen sus necesidades” Me haces pensar. Creo que hay algo de eso, siempre en la medida justa con exactamente lo contrario ¿no? Equilibrio entre diluir identidades y necesidades a favor de una mayor que de alguna manera también esta reforzando a tu ser y necesidad. Me gusta, me provoca.

      En la propuesta de “revolución cultural” que traes al post tengo de nuevo un argumento para seguir recuperando la sentencia pseudo-hippie que tanto puede provocar. Esa persona o conjunto de personas consiguen crear un clima dónde el error se vive como aprendizaje y muchas más cosas. Tiene que ver con co-generar un escenario, unas pautas de relación, una manera de comunicarse, un estilo de relación con el cliente,… Un mundo dónde nos gusta y queremos vivir.

      Un abrazo Jesús.
      genial tenerte por aquí.

  7. Esto sí que es “escucha activa”, y eso que eran las tantas de la noche🙂

    Copiopego una definición de lider a la que llegué a través de Administraciones en Red y que coincide plenamente con el trabajo que estoy desarrollando ahora:

    “Juan Carrión, autor del libro Culturas Innovadoras 2.0, define así lo que él denomina líderes de segundo grado: son capaces, entre otras cosas, de
    – ver (con perspectiva integral),
    – intuir (lo que el análisis racional no alcanza),
    – emocionar (crear visiones estratégicas de futuro),
    – decidir (delegando todo lo que se pueda)
    – liberar (ofrecer libertad de pensamiento y de acción),
    – aglutinar (al equipo),
    – agitar (promover el cambio),
    – compartir (información),
    – desintoxicar (destruir la polución organizativa sin proyectarla en los demás),
    – seducir (contar historias),
    – entender (escuchar de forma activa),
    – ligar (encontrar y atraer talento),
    – formar y formarse (de por vida),
    – desarrollar (sacar lo mejor de las personas),
    – retener (talento),
    – servir (a los demás),
    – guiar (orientar y crear sentido),
    – perdonar (permitir la experimentación y el error),
    – dedicar tiempo (a las personas),
    – humanizar (tratar a los demás con educación y respeto),
    – confiar (en los demás),
    – reír (que nunca falte el sentido del humor),
    – aprender (siempre),
    – comunicar (constantemente),
    – empatizar (ponerse en el lugar del otro),
    – y sobre todo mostrar un comportamiento humilde y ético incuestionable.

    • asiergallastegi

      Me gusta Pablo, me gusta.

      Mañana termino con esta pequeñísima trilogía. Y también es un listado. Una recreación algo escrito por otros autores.

      ¿Has podido leer el resto de aportaciones? ¿Como te suena el debate para cuestionar la propia palabra “líder”? ¿La afirmación muy pocos jefes son lideres? ¿Un horizonte de coliderato dónde estas actitudes son marcas de una cultura y herramientas para todas las personas de la organización? Me parece un debate interesante.

      Creo que nos regalas casi un “credo” (;D)Y en esta época donde me siento tan descreído puede servirme.

      Un abrazo, amigo.

      • Lo de que muy pocos jefes son líderes es totalmente cierto y que en algunos sitios a los jefes se les llama líderes pero es simplemente una manera más “cool” de llamar al directivo, sin otro contenido, también es cierto.

        Ahora bien, yo creo que hay un aspecto clave a tener en cuenta: para que en una organización haya líderes en lugar de jefes, se tienen que dar una serie de condiciones, digamos, “ambientales”; no todo es cuestión de que las personas concretas tengan determinadas cualidades, sino de que la estructura de la organización permita la existencia de esos líderes… las estructuras jerárquicas piramidales de la mayoría de las empresas son estructuras puramente militares y en ese “medio ambiente” sólo unos pocos realmente extraordinarios tienen la capacidad de ejercer un auténtico liderato… la inmensa mayoría no pueden pasar de simples sargentos chusqueros.

        En las empresas pasa exactamente lo mismo que en los ejércitos (ya que, insisto, están organizados bajo la misma premisa): muy de vez en cuando surge una figura extraordinaria, que reune unas cualidades sobresalientes y que por encima de sus galones (o incluso sin galones) es capaz de movilizar voluntades con su autoridad y liderazgo reales; el 99,99% restante solo tienen los galones.

      • Por cierto, no me gusta autocitarme, pero es que viene al pelo de lo que comentaba antes: http://hontza.nireblog.com/post/2008/11/07/el-liderazgo-ni-se-hereda-ni-se-aprende

  8. asiergallastegi

    Bien, bien, bien

    Pablo. Y cuando aparece esa persona a veces vamos a cortarle la cabeza ;D Me llevas a un lugar que me interesa muchísimo. La gestión de lo disruptivo, lo que rechina, lo que está en contra de los racionalmente optimo para la organización,… Este potencial de liderazgo a veces se siente como amenaza…

    Absolutamente de acuerdo en no obviar a la estructura. Hay maneras de organizarnos que permiten unos desarrollos y otros no. Defiendo la estructura, la necesito y hago apología y quizás por eso me seducen y provocan reflexiones obscenamente horizontales.

    Bien traído tu post. Hecho de menos tu blog. ;D Un abrazo

  9. Asier, Mr. Gallas:
    Te escribo desde la estacion de trenes de Zaragoza, de transito a Malaga. Aqui estoy con mi portatil, intentando que me sirva de chimenea. Y con esta reflexión, cuanto mejor.
    Mira, me alineo totalmente con la visión de Mkl y de Jesus. No se, cada vez me gusta menos la palabra “líder”, porque es un eufemismo que nos sirve para seguir aceptando la idea de que debe haber ciertas pesonas marcando el rumbo, tomando la mayoría de las decisiones y chupando protagonismo.
    Es que a mi me da hasta verguenza decir que “lidero” un proyecto, eso no lo diría jamás. Se lo he escuchado decir a algunas personas, y me ruboriza.
    El termino “lider” me sigue sonando a “jefe”, mires donde lo mires. Sigue siendo el tipo de semantica Top-Down que deberíamos cambiar.
    Prefiero hablar de “facilitadores”, “dinamizadores”, “inquietos”, porque expresa mejor la idea de que lo que llamais “lider” es una persona que se dedica a crear las condiciones para que las personas participen y encuentren sentido a lo que hacen. El buen “lider” es para mi un buen “facilitador”, libera ataduras y potencia lo mejor de cada cual; pero al mismo tiempo, comparte foto, se reconoce como uno mas, y abraza con convicción la cultura P2P en la que no reconocería a un “jefe”. Sigo leyendo tus dos siguientes partes…. a ver qué tal…

    • asiergallastegi

      He leído tu ultima aportación antes que esta.

      Yo también uso la palabra “facilitador” y algunos amigos que trabajan en cosas muy diferentes se ríen de mi ;D Para ellos también es otro ejemplo de eufemismo.

      Como decir “verbalizar” en vez de “decir”. Dejé de usarlo hace muchos años después de una mofa importante y clarificadora.

      Yo estoy en un momento de dejarme fluir y las palabras no me molestan demasiado. Más bien al contrario, provocan reflexiones como los que estamos compartiendo y que me han dado mucho estos últimos días.

      Un abrazo enorme

  10. Aupa Asier:
    Gustatu zait liderraren ezaugarri litzatekeen “crear un mundo al que las personas deseen pertenecer” hori. Ez dut erraza izaten nire sentipenei hitzak jartzea, eta zure hitzek, oraingo honetan, “ez naiz ondo sentitzen eta ez dakit zergatik” hori apur bat askatzen lagundu didate.
    ESKERRIK ASKO.

  11. Interesante conversación. Centrándome en lo que dices del lider como alguien atento a las necesidades de sus colaboradores, no puedo estar más de acuerdo con esa afirmación. Creo que es a Pablo a quien he oido en alguna ocasión el término “facilitador” en lugar de “líder”. Así es como veo yo a un líder, como alguien que está atento a las necesidades de su equipo y les dota de recursos, herramientas, ideas…, o mejor aún, hace que esas ideas, herramientas…, broten solas del propio equipo.

    Por cierto, no conocía el libro que cita Pablo, pero a juzgar por la cita, tiene muy buena pinta.

    • asiergallastegi

      Hay mucho material escrito. Obviamente, tu y yo lo sabemos (también Pablo ;D)lo fundamental no solemos aprenderlo con literatura.
      Un abrazo