Los grandes nos hacen grandes, los pequeños intentan hacernos pequeños

No saco tiempo para escribir.  Mucho trabajo (bienvenida tarea a espuertas en unos hombros más organizados y “musculados”), diferente, enredado con gentes de las que aprendo continuamente, aprendiendo a abrir proyectos a otras personas, … Últimamente tengo cierta sensación de bombardear en Twitter y Facebook con propagandas varias. Me gusta contar lo que voy haciendo, creo que es parte de mi valor añadido y además hay cosas en las que ando metido que me gusta contar. Creo que son grandes ;D

Tengo pendiente responder a algunas ideas que me lanzó Enrique antes de verano. Algo así como explicar los “paraqueyovalgo”. Tengo un pequeño texto que tengo que pulir para hacerlo más fácil de entender. Lo complementaré con las tareas y proyectos en los que estoy enredado.

Ahora que me despego de la tarea unos días para participar en el congreso internacional de “constelaciones organizacionales” en México seguro que saco un rato para escribir.

También creo que cierto “bienestar” me aparta del blog. Tengo mis dificultades pero también los lugares dónde buscar las ruedas pequeñas que ayudan a los que estamos aprendiendo a andar en bici de dos ruedas. Y eso hace mucho.

Así que el enfado puede ser una buena manera de retomar plumas…. Esta tarde vuelven a confirmarme una creencia “Los grandes nos hacen grandes, los pequeños intentan hacernos pequeños”

Las personas seguras, con experiencia, centradas,… (pongan en este listado todas las virtudes deseadas) te acompañan escuchando, interesadas por lo que tu puedes aportarles, otras maneras de entender y complementar su “mundo”,… Y eso a mi me sienta bien. Alguien al otro lado de la conversación se interesa por mis cosas, ejerce de espejo+cajaderesonancia y aporta contando su experiencia y aprendizajes sin el tonillo del valientetestimonio.

Seguro que he escrito algo sobre esto en algún momento. Es obvio que soy un tío especialmente sensible a las conversaciones. No les ocurrirá a todos con la misma fuerza. Pero algo se nos mueve con unas y otras actitudes.

Otra obviedad, esto no es permanente. Hay personas más orientadas a una y a otra manera de estar pero a veces, siendo grandes (como somos los que nos pasamos por este ligar ;D) el contexto o el momento nos llena de inseguridades y corremos a defendernos, a aparentar altura inalcanzable y mirar desde esa distancia. El otro seguramente se sentirá pequeño. Lo hemos conseguido

En un tiempo me reí mucho con una amiga cuando hablaba del “buenrollismo” que veíamos como única herramienta de muchos coachers de nueva generación.  Y si, sigue haciéndome gracia. (Aquí alguien puede ver el video “Validation” y comprobar la fuerza del asentir)

Obviamente el limite y cierta confrontación son caminos perfectos a experimentar y madurar. No hablo de esto. Pienso en todo lo que se mueve en la propuesta de relación que dice algo así como “te respeto” y lo diferencia de otras posturas más irrespetuosas e infantilizadoras.

Cuando acompañamos personas y organizaciones desde cualquiera de las posiciones posibles esta sencilla diferenciación entre los que respetan y los que no, cobra un lugar fundamental.

Y si hubiera alguno de estos pequeños (o grandes con ataques de inseguridad) leyendo estas líneas… un secreto. Escuchen y respeten les hará grandes.

Abrazos

P.d: Permitanme la gracia de Jorge Negrete ilustrabdo el post. Me ha venido a la memoria esta tarde y le he aupado como avatar personal en redes sociales durante unos días.

Anuncios

17 Respuestas a “Los grandes nos hacen grandes, los pequeños intentan hacernos pequeños

  1. Justo hoy hemos comenzado el curso CDG en Zornotza…la escucha, el observador…la humildad y el respeto…la relegitimación del error…muchas cosas interesantes

    Casualidades de la vida…

    Un abrazo majo
    Gorka

    • asiergallastegi

      No existen las casualidades amigo. Tendremos tiempo de compartir estas y otras en México ;D Buen viaje CDG Un abrazo!!

  2. no, no existen las casualidades… si las causalidades… 🙂
    Qué verdad es que la gente más grande te hace sentir importante. Es un privilegio encontrarte en la vida con estas personas, te gusta estar a su lado, creces, brillas… Me están viniendo unas cuantas caras a la cabeza.
    Me gusta recordarlas!!
    Un beso

    • asiergallastegi

      Y habrá gente que no las necesite, yo soy personasgrandesdependiente. Por eso trabajo con quienes trabajo. ;D Abrazo!!

  3. Gracias Asier! Como tampoco yo creo en las casualidades, pienso que el haberme encontrado hoy con tus palabras es otro síntoma de que “la vida me cuida”. En estos días en que mostrar la luz de cada una parece que sea de mal gusto, y SOÑARME y SOÑAROS volando, una locura, me manifiesto tejedora de alas. Os comparto un texto de Nelson Mandela que habla un poco de todo esto. Abrazos!

    DISCURSO DE NELSON MANDELA COMO PRESIDENTE ELECTO DE SUDÀFRICA (1994)

    Nuestro miedo màs profundo no es que seamos inadecuados.
    Nuestro miedo màs profundo es que somos
    inconmensurablemente poderosos.
    Lo que nos asusta es nuestra luz, no nuestra oscuridad.

    Nos preguntamos: ¿quièn soy yo para ser brillante,
    encantador, talentoso y fabuloso?
    En realidad, ¿quièn eres para no serlo?

    Eres una criatura de Dios.
    Jugar a ser insignificante no le sirve al mundo.
    No hay nada inspirador en encogerse para que los demàs
    no se sientan inseguros a tu alrededor.
    Hemos nacido para dejar de manifiesto
    la gloria de Dios que hay dentro de nosotros.
    Que no està sòlo en algunos, sino en cada uno de nosotros.

    Y, al dejar que nuestra propia luz brille,
    inconscientemente, les damos permiso a otros
    para que hagan lo mismo.

    Al liberarnos de nuestro propio miedo,
    nuestra presencia, automàticamente,
    libera a otros.

    • asiergallastegi

      “Lo que nos asusta es nuestra luz, no nuestra oscuridad”
      Me he encontrado en dos ocasiones con este texto. Esta es la tercera y todas fueron bonitas y significativas.
      Muchísimas gracias tejedora de alas ;D

    • Eskerrik asko Eider!
      no me canso de leer este texto… y cada vez que lo hago me recorre un escalofrío… 🙂

  4. Empaparos bien de experiencia y conocimiento para socializarlo a la vuelta.

    Y disfrutar del viaje, el real y el metafórico.

    Un abrazo

  5. Fernando de la Riva

    Para empezar, me encanta tu imagen de Jorge Negrete. Estás clavaito!
    Luego, también me encanta la reivindicación de la escucha y el respeto.
    Creo firmemente en la fuerza de lo pequeño, mucho más si une sus manos con otras pequeñas personas, ideas, iniciativas…
    Y, en fin, te deseo que disfrutes mucho en ese viaje que tanto te ilusiona y en el que vas a aprender tanto.
    Un fuerte abrazo

    • asiergallastegi

      Si Fernando. Estoy un poco ranchero en estos días. “Porque sigo siendo el reeeeey”
      Y a mi pequeño le miro todos los días y al mirarlo consigo hacerme grande. Junto a otros pequeños y algunos grandes que me hacen sentir grande como, por ejemplo, tu mismo
      Mi/nuestra aventura es mucho más divertida e interesante. Un besazo!!

  6. Una gran reflexión, Asier. Escucha y respeto son dos buenos ingredientes, da lo mismo el tamaño. Grandes por fuera, pequeños por dentro… o viceversa. Me has hecho sonreir recordando un anuncio reciente: “que sea pequeño no significa que pueda hacer grandes cosas”. 😉 Un abrazo.

  7. Que buenísimo post y que buenísimos comentarios para mojar en el café del domingo por la mañana. Justo lo que necesitaba hoy.
    Todos hemos conocido personas “grandes” de las que te hacen crecer, y también de las otras… el caso está en aprender a distinguirlas pronto, no?

    Un placer de lectura, Asier.

    • asiergallastegi

      Esa es una buena clave. Conseguir distinguirlas pronto Jajaja A veces te sientes pequeño y encima piensas que es tu culpa. Nooooo Me encanta que haya sido un post cruasan. Es de los mejores piropos que se han oído en este casa. Gracias por pasarte por aqui

  8. Pingback: No corras | enredando+korapilatzen

  9. Pingback: Construyendo palabras para defender posiciones | enredando+korapilatzen