Creatividad para la formación; formando formadores o de como la formación le forma a uno/a

Ya avanzo que todo no va a entrar. Después de este post vendrá otro y ese lo titularé algo así como “Aprendiendo con mis amigos y del sur” allí seguiremos enredando con Fernando I, Fernando II y Antonio Setzer.

Me invitaban mis amigos a compartir algunas ideas sobre la Creatividad para la formación en el marco del segundo encuentro del “Ágora virtual para docentes” del Instituto Andaluz de Administración Publica.  La experiencia me ha parecido impresionante; más de 100 funcionarios de diferentes áreas colaborando entre si para mejorar la propuesta formativa del IAAP.

Me pedían introducir algunas ideas sobre Creatividad. Ya os conté un poco sobre los primeros pasos que iba dando, os puedo contar los segundos y además compartir la presentación.

Después de darle muchas vueltas quise centrarme en una idea central; la creatividad no es algo que hay que alcanzar y buscar en ningún lugar diferente a uno/a mismo/a. Sé que la idea suena sencilla pero estriba cierto vertigo entenderla de verdad. Se trata de un cambio de perspectiva, no es solo un acto estetico o un salto dado en un momento sorprenderte, es cambiar la mirada y tiene que ver con conectar con nosotras mismas, con nuestras pasiones, limites e intuiciones.

Y lo conectaba al comienzo de la exposición con nuestra necesidad urgente de cambiar de punto de vista  para probar otras maneras diferentes y hacer frente a los nuevos retos de esta sociedad sustentada en una economia deprimida, “de bajón” tras la fiesta.

Esta semana jugábamos en facebook y twitter a compartir frases sobre creatividad. Gracias amigos y amigas. He usado muchas de vuestras sugerencias en la ponencia. Iban cuadrando en un esquema sencillo pero que me ha servido de esqueleto;

  • Condiciones de contorno: Lo que se puede negociar o no pero determina todo el desarrollo posterior de la acción formativa. Una vez que están dibujadas sirven como marco de contención necesario y a respetar con veneración.
  • Nuestros limites interiores: Hablábamos del condicionamiento de la cadena de socializaciones, de la escuela, de tantas cosas,… La misma consigna: Respeto, nos protegen.
  • Pasión: ¿Que libro estas leyendo que conecta tu ocio, lo que te hace vibrar con tu tarea cotidiana en tu puesto de trabajo?, ¿Cual es el curso que quieres facilitar y aun no te han pedido?

Desde esta tierra pasábamos a hablar en parejas y luego en un pequeño grupo sobre experiencias gratificantes y frustrantes (integrando las polaridades como transmite con certeza metodologica Eugenio Molini) cuando combinamos la creatividad y la formación. Esas reflexiones han acabado en postits, que han permanecido en la pared para luego generar un mapa de ideas en mi ordenador.

Era una ponencia-taller y el formato ha funcionado. Hubiera necesitado un poco más de tiempo (he utilizado por primera vez el keynote y la opción de pantalla viendo el temporizador y la diapositiva siguiente es un avance) para hacerlo mejor y quizás algunas diapositiva ha sobrado pero estoy contento con el resultado.

Me han gustado algunas conversaciones en el cafe. La perspectiva sistemica salía en dos ocasiones, el enfoque centrado en soluciones y los milagros. Algún compañero de formación con el que había compartido profesores. En uno de los postits aparecía algo así como “utilizar la paradoja y la contradicción en la formación”, me ha encantado leerlo, para mi es muy importante, cada vez más.

También hablamos de la creatividad como aquello que nos conectaba con decisiones de orientación laboral vitales, de Covey y sus círculos de incidencia y preocupación mirando hacía los limites. Hasta un actor profesional me ha felicitado por el uso del microfono y el espacio…. jajajaja (Si lees estas lineas… me explico; me rio de mi mismo. Me ha sentado muy bien tu comentario)

Una de las diapos ofrecían una de estas ansiadas recetas por pasos. A saber;

  1. Escucha, inmersión.
  2. Frustración, perseverancia
  3. Incubación, soñar despierto
  4. Iluminación, Eureka
  5. Traducción a la acción

O el que a partir de ahora podemos definir como “modelo EFIIT”, ponerlo bonito e ir por el mundo vendiendo procesos creativos. No sé yo si esta paradoja me ayuda a llegar a ningún sitio bueno. Me vuelvo a reír de mi mismo… Un abrazo Sevilla y Andalucía.

Pd. Por cierto. Hay quién ya ha colgado unos apuntes. ;D

9 Respuestas a “Creatividad para la formación; formando formadores o de como la formación le forma a uno/a

  1. Pingback: Creatividad para la formación; formando formadores o de como la formación le forma a uno/a « Redasociativa RAS

  2. Sostengo esto que dices de que la creatividad está en uno mismo. Más aún, no hay que trabajar tanto el cómo estimularla sino bloquear aquellos mecanismos [mayoritariamente aprendidos] que la inhiben. Te decía que alguien creativo se diferencia básicamente del que no lo es en que, el primero, valora sus propias ideas, por pequeñas que sean, algo que no es tan corriente en esta cultura de la admiración que basa todo aprendizaje en un maestro externo y no nos enseña a considerar nuestra propia cognición como mecanismo de autoaprendizaje. Quizás se deba a aquello tan semítico de que “nadie es maestro en su tierra” [entendiendo por “tierra” a uno mismo…].

    Cuando ahora te comentaba que esto se aprende me ha venido a la cabeza un detalle de una conversación que mantuve hace poco en la que alguien me decía que cuando se explican cuentos a los niños hemos de atender a las manifestaciones verbales [normalmente preguntas] que ellos tienen a lo largo del cuento, estas manifestaciones suelen ser producto de explosiones visuales que genera la historia en su mente la cual debe abrir sub-historias en cada cabecita. Me decía esta persona que ha comprobado que “normalmente”[no siempre, ¿eh?], lo que se hace es decirle al niñ@ que “esto no toca ahora”, que se “calle” y “escuche” la historia para, al final, hacer sus preguntas… Este sometimiento a los procesos sociales de escucha que inhiben que tu voz irrumpa en discursos ajenos creo que es uno de los principales bloqueantes que hace que siempre vayamos buscando a alguien [a fuera] que nos cuente un cuento…

    Un abrazo Asier y felicidades por ese trabajo.

    • asiergallastegi

      Tienes que leer a Pennac “como una novela”. Te va a gustar. El defiende la necesidad de los cuentos leidos y prohibe las preguntas por parte del narrador-contable del estilo “¿Que has entendido?” Es lo que planteas desde el lugar complementario.
      Los limites… Hay nos peleamos, queremos acabar con los diques que no permiten fluir al rio y solo conseguimos añadir más madera… ¿Y sabes que me lleve también de ayer? Que si lanzo tantas perlas “psicologicistas” igual tengo que desnudarme desde el principio e ir al meollo sin tantos subterfugios… Te lo cuento porque me resuena leyendote y respondiendote.
      Un abrazo Manel. Me paso por tu casa y tengo trabajo pendiente. Creo que retomaré esa idea redundante de posts korapilatzen para comentar posts cumclavis.

  3. Pingback: Un post, ¡por favor! | EnPalabras

  4. Tu post sobre “Cómo una novela” me ha resultado delicioso, tanto por la selección de citas como por el privilegio de haber podido seguir libremente la dirección de tu mirada. Con la presentación que compartes hoy en éste me ocurre algo parecido, trato de imaginar tu discurso al tiempo que compongo el mío a modo de diálogo silencioso. Me he sentido muy identificada con la diapositiva 32, lo de la frustración-perseverancia es una melodía que me suena. Es lo que tiene soñar… y vivir con ese eterno conflicto del funcionamiento simultáneo de ambos lados del cerebro. Tal vez por eso me gusta tanto la forma en que cuentas el proceso. Esos procesos de confusión en el que hay que sujetar las ideas que quieren volar solas…

    Asier, es un placer soñar y mirar contigo🙂

    • asiergallastegi

      ¡¡Confusión tras confusión hasta la lucidez!! ;D Mi discurso también es confuso. Solo cuando cuento lo mismo un par de veces -ocurre pocas veces- las contradicciones parecen integradas. Hasta entonces se pelean en mi cabeza para construir frases complejas con referencias dispares. A veces funciona y ayuda a cambiar de mirada a las personas con las que trabajo, otras me imagino que no tanto. Gracias Isabel

  5. Pingback: #Digitalis en Pontevedra | enredando+korapilatzen

  6. Hola Felicitaciones por este articulo es de mucha ayuda

  7. Pingback: Un post, ¡por favor! | IG